Seguros de Coche o automóviles para jóvenes

Muchos son los jóvenes que deciden sacarse el carné de conducir recién cumplidos los dieciocho años. Una vez logrado el permiso, toca adquirir un turismo o bien que te dejen uno para poder gozar de la carretera. No obstante, la historia no termina ahí, antes de hacerlo hay que ver los seguros de coche ya sea porque sea barato y que te incluyan en la póliza del que vas a usar si ya tiene uno contratado. La búsqueda de un seguro para una persona menor de veinticinco años a buen coste puede resultar un labor complicado. No obstante, se trata de un requisito legal de obligatorio cumplimiento para poder circular por el territorio de España.

La obligación de contratar un seguro de vehículo

Sea como sea la edad que tengas precisas contratar, por lo menos, el seguro obligatorio. Un deber que tienen todos y cada uno de los automóviles “idóneos para circular por la superficie terrestre y también impulsados a motor”, conforme el Reglamento del seguro obligatorio de Responsabilidad Civil en la circulación de automóviles a motor.
No contar con de esta póliza puede conllevarte una multa notable aparte de la inmovilización del vehículo, con lo que no te la juegues y contrátalo ya antes de ponerte al volante. El seguro de Responsabilidad Civil Obligatoria se conoce generalmente como “seguro obligatorio”, S.O.A., o bien “seguro a Terceros”.

¿Qué cubre precisamente el seguro a Terceros?

El seguro obligatorio cubre solamente los daños que un vehículo ocasione a un tercero cuando el conductor esté incluido en la póliza. O sea, que si eres culpable de un accidente donde se hayan producido daños materiales o bien personales y tu seguro es solamente el obligatorio, la compañía aseguradora se va a hacer responsable de los gastos derivados de los daños producidos a otros, mas no los daños propios. Y esto siempre que el conductor esté incluido en la póliza.

¿Están las empresas de seguros obligadas a asegurarte?

Como hemos visto, debes contratar un seguro de automóvil para poder circular, no obstante, las empresas aseguradoras no tienen ninguna obligación de asegurarte. Las compañías pueden ponerte trabas, debido a que siendo menor de veinticinco años el peligro que adquieren si contratas una póliza con ellos es mayor. Tu corta experiencia y edad, o el vehículo específico que desees asegurar (si compras uno con mucha cilindrada) puede ser un obstáculo a fin de que te “abran sus puertas” como nuevo usuario. Tanto es con lo que al tiempo que ciertas sí contemplan la posibilidad de que con dieciocho años puedas ser tomador del seguro, otras requieren una edad mínima de veintiuno o bien aun veinticinco años.

En el caso más extremo posiblemente ninguna compañía desee asegurarte, y puesto que precisas un seguro para circular, vas a deber decantarse por otras vías.

¿Absolutamente nadie te asegura? Asiste al Consorcio de Compensación de Seguros

Hay una Entidad Pública, llamada Consorcio de Compensación de Seguros, que se hace cargo de acoger a todos los que no son aceptados en ninguna empresa de seguros privada. Ahora bien, a fin de que el Consorcio te cubra vas a deber acreditar que has pedido al menos a dos entidades que te aseguren, y que has sido rechazado por las dos. Este seguro de “emergencia” se encuentra regulado por el Artículo cinco del Reglamento del seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil en la circulación de automóviles a motor, que afirma textualmente que el organismo “aceptará la contratación del peligro cuando no hayan sido admitidas o bien hayan sido rechazadas dos peticiones de seguro obligatorio por dos entidades empresas aseguradoras, a menos que el peligro fuera admitido por otra o bien otras compañías aseguradoras a solicitud del Consorcio de Compensación de Seguros”.
El Consorcio no ofrece exactamente las mismas coberturas que una empresa aseguradora privada, pues únicamente te ofrece el seguro Obligatorio con las coberturas mínimas indispensables. De tal modo que si te birlan el vehículo, se rompen las lunas, pierdes los puntos del carné de conducir o bien llegases a padecer daños en un accidente con el coche, entre otras muchas cosas, no se responsabilizaría.

Costes de seguros que no son baratos para jóvenes

El motivo de que las compañías encarezcan los costos del seguro de Turismo para las personas jóvenes y nóveles es que formáis una parte de un colectivo con mayor índice de siniestralidad. La prima del seguro se fija en dependencia del perfil del conductor y del vehículo. De ahí que, si eres menor de veinticinco años conseguirás un coste más elevado que si fueses mayor. Posiblemente tu maestro de la autoescuela te afirmara que conducías realmente bien, mas hay que reconocer que es más probable que tengas un accidente a que lo tenga una persona que lleva años conduciendo. En esto de conducir “la experiencia es un grado”, y los jóvenes, así como los que no tienen experiencia, tienen un mayor índice de siniestralidad no solo por la carencia de práctica sino más bien asimismo por la imprudencia socia a los primeros años en los que una persona se pone al volante.

Factores que encarecen el seguro de Vehículo

Las compañías de seguros fijan las primas en dependencia de múltiples factores, mas dos de ellos son esenciales y se refieren al conductor:

– Edad y Antigüedad de su carnet de conducir

Las estadísticas señalan que la poca edad y la carencia de antigüedad suponen un alto peligro de padecer un siniestro, lo que va a hacer que o te cueste más de lo normal contratar un seguro de Turismo o bien que no te admitan en su cartera de clientes del servicio.

Conforme una investigación de Fundación Mutua Madrileña sobre las tendencias de siniestralidad y la gravedad de las lesiones producidas en los accidentes de tráfico de los que tienen entre dieciocho y veinticinco años, todos los años se generan trescientos veinte accidentes ocasionados por ellos. En los últimos tiempos el número de siniestros causados por las personas de esa franja ha disminuido, si bien de momento las compañías aseguradoras no lo reflejan en sus costes.

Además de esto, proporcionalmente son más los varones que generan accidentes que las mujeres, no obstante seas del sexo que seas no va a haber diferencias en lo que se refiere a la prima que deberás abonar, por el hecho de que desde diciembre del dos mil doce hay una normativa del Tribunal de Justicia Europeo que prohíbe hacer dicha distinción. De tal modo que las compañías aseguradoras ya no usan el criterio del sexo en el cálculo del costo de las primas, y solo pueden hacerlo en caso de que los datos actuariales y estadísticos señalen que se trata de un factor esencial en el momento de valorar el peligro del conductor.

– Falta de percepción del peligro

Las compañías de seguros prosiguen una premisa en la fijación de sus primas: cuanto más joven seas más probabilidad existe de que produzcas un accidente. Conforme aumentas de edad, los ratios de siniestralidad reducen debido a que tu percepción del peligro, por lo general, va siendo mayor. Si adoptas conductas irresponsables y tienes un exceso de confianza minarás tu capacidad de respuesta frente a las situaciones imprevisibles de la circulación, mas si le pruebas a tu compañía de seguros que eres un buen conductor podrías conseguir un mejor coste en el momento de renovarlo, si bien en la primera contratación consigas un coste altísimo.

– Seguro de automóvil o carro para conductores sin experiencia

Las empresas de seguros que comercializan este género de pólizas no solo ofrecen costos elevados a los menores de veintiseis años, sino más bien asimismo a los novatos. O sea, con independencia de la edad, aquellos conductores con menos de dos años de carné asimismo padecen el encarecimiento de su seguro de Turismo. De esta forma se genera una relación lógica, los que tienen más antigüedad como conductores pagan menos que los novatos. Y si juntas las dos cosas la conclusión es sencilla: si eres joven y novel te va a ser más difícil hallar un seguro, y al conseguirlo el costo va a ser notablemente más elevado.

¿Poni o bien manada de caballos?

Admítelo, no se nace aprendido, con lo que no conducirás como un especialista desde el primero de los días, simplemente por el hecho de que no te ha dado tiempo a transformarte en uno. ¿Te chifla la velocidad y deseas sentir la potencia en tus pies? La unión de la inexperiencia y la velocidad puede jugarte una mala pasada y concluir en un siniestro, con la coherente subida del coste de tu seguro en la próxima renovación. Por si fuera poco, si tu vehículo tiene muchos caballos el costo de tu seguro lo apreciará (con independencia de que seas joven o bien no). Esto es, cuanta más cilindrada tiene tu vehículo más costoso es el seguro, un sobrecoste que se agrega al que tienes por sí por ser un nuevo conductor.

Unos conductores son más hábiles y otros más torpes, no obstante, las estadísticas mandan en lo que se refiere a los costes, de forma que en el momento en que te adquieras el primer vehículo, sea nuevo o bien de segunda mano, no te lances a un “superdeportivo” o bien a un enorme turismo si no deseas abonar demasiado en tu seguro de coche. Si para los primeros años optas por un vehículo común y pruebas que eres buen conductor no teniendo siniestros tu empresa aseguradora te concederá bonificaciones que abaratarán la póliza al unísono que vas logrando antigüedad. Tras unos años vas a poder asegurar un enorme vehículo a tu nombre sin que se te haga un enorme orificio en el bolsillo.

¿Seguro a Todo Peligro, a Terceros…?

Si eres joven y buscas un seguro de Turismo debes tomar en consideración que el género de seguro que escojas asimismo influirá en la cuantía de la prima. Vas a poder seleccionar entre todas y cada una de las modalidades: a Terceros, Terceros Ampliado, Todo Peligro o bien Todo Peligro con franquicia.

Para hacerlo vas a deber examinar qué necesidades tendrás con tu vehículo y amoldar a ellas las coberturas:

Si deseas que tu seguro te cubra todos y cada uno de los percances que puedan surgirte, el seguro a Todo Peligro puede ser una buena opción, si bien debes tomar en consideración que estas pólizas son siempre y en todo momento más caras debido a que contemplan considerablemente más coberturas. A su mayor costo debes sumarle que te ofrecerán un costo aun más alto debido a que eres joven.

Otra alternativa es contratar un seguro Todo Peligro con franquicia. Este género de seguro te es conveniente si tu turismo es nuevo o bien de mucho valor y deseas que tenga un costo más económico. No cubrirá de forma automática todos y cada uno de los daños que ocasiones con él, puesto que para los Daños Propios, entre otros muchos, vas a tener una franquicia.

Por otra parte, un seguro a Terceros es el más económico, con lo que incluso teniendo presente los sobrecostes por estimar un seguro de Vehículo para una persona joven conseguirás un buen costo, en la medida de lo posible. Si quieres incluir ruptura de lunas, incendio o bien hurto, entre otras muchas coberturas, puedes decantarse por un seguro a Terceros Ampliado.

¿Te resulta conveniente ser segundo conductor para abonar menos por el seguro?

Una práctica generalmente famosa es que cuando, por servirnos de un ejemplo, el hijo se saca el carnet de conducir y se adquiere un vehículo en el seguro que se contrata no aparece este como tomador, si bien realmente vaya a ser el único que utilice el vehículo. Ciertos conductores jóvenes contratan su seguro de Turismo como conductores eventuales a fin de que las compañías aseguradoras valoren la antigüedad del titular, un familiar por servirnos de un ejemplo, y sus años de carnet. No obstante, debes tener en consideración que si bien de entrada pueda parecer la opción mejor pues te ayuda a lograr un coste considerablemente más económico con el tiempo puede ser la peor.

Si desde el instante en que te sacas el carnet a los dieciocho años hasta el momento en que cumplas los veintiseis continúas como conductor eventual y no como tomador del seguro, cuando vayas a contratar uno poniéndote como titular empezarás desde 0. O sea, no vas a tener antigüedad. Al tiempo que si empiezas como tomador cuando cumplas dicha edad ya vas a tener ocho años de antigüedad y un mejor costo. Posiblemente el primer año te dé la sensación de que pagas “la inocentada”, mas con el tiempo te va a salir rentable, y si poquito a poco le pruebas a tu compañía aseguradora que no tienes siniestros te van a ir bajando el coste.

¿Qué sucede si no es tu turismo?

Más del ochenta por ciento  de los conductores de entre dieciocho y veinticinco años registrados en las pólizas no son dueños del vehículo que conducen frecuentemente, conforme el estudio de Fundación Mutua Madrileña. Si conducirás día tras día debes tener un seguro que te cubra, mas ¿qué ocurre si no es tu turismo y sencillamente conducirás dos días por semana el de tus progenitores? Con independencia de que sea tuyo o bien de algún familiar o bien amigo has de estar cubierto por el seguro del turismo que conducirás. Por este motivo, en un caso así lo mejor es que llames a la compañía de seguros y comuniques que serás el segundo conductor del vehículo. De esta forma vas a estar cubierto en frente de cualquier siniestro y vas a poder conducir apacible.

Consejos para hallar el mejor seguro de Turismo para jóvenes

Como hemos visto, y vas a poder revisar  mismo si llamas a varias compañías de seguros, los jóvenes os halláis con muchas barreras en el momento de contratar un seguro de Vehículo. Desde el principio, la busca es bien difícil, puesto que no todas y cada una de las compañías de seguros te van a abrir las puertas para asegurar tus peligros. Mas en el momento en que halles alguna que sí lo haga vas a ver como el coste es de vértigo equiparado con el que consiguen los que ya tienen más años tanto en su carnet de conducir (experiencia), como en el de identidad (más de veintiseis años). No obstante, en los costes altos es posible lograr reducirlo. Te damos unos consejos a fin de que consigas un seguro para coche asequible para jóvenes sin abandonar a coberturas precisas.

Los jóvenes de entre dieciocho y veinticinco años conducen automóviles bastante nuevos, en tanto que el cincuenta y cuatro por ciento  de estos turismos tiene menos de cinco años, conforme Mutua Madrileña. Si además de esto sumas a la edad el sexo, los hombres acostumbran a decantarse por los turismos sólidos, que son más costosos y potentes, al tiempo que las mujeres se decantan por los utilitarios. Teniendo presente este factor posiblemente una mujer de esa franja de edad consiga un mejor costo para su seguro de Vehículo, mas no se va a deber a su género, si no al coche escogido. El costo de la póliza de un vehículo depende del conductor, mas asimismo de cuál sea el vehículo. Puesto que un vehículo nuevo, con mucha equipación y potencia es más costoso de asegurar, para tus primeros años de carnet es conveniente decantarse por uno más “básico”. Debido a que no tienes experiencia no podrás optar a que te rebajen el costo por ser buen conductor, con lo que de los dos factores que influyen vas a deber “jugar” con el del vehículo.

Al adquirir el vehículo presta atención a la potencia que tiene. Que una persona joven conduzca un vehículo de mucha potencia aumenta el peligro de siniestro, conforme las estadísticas, con lo que puede ser un factor determinante a fin de que las compañías aseguradoras te rechacen o bien te ofrezcan costes prohibitivos. La carencia de experiencia hace que tus reflejos no estén al cien por ciento  y que en el caso de una eventualidad puedas no saber de qué forma actuar, tenlo en cuenta en el momento de adquirir un vehículo, sea nuevo o bien de segunda mano. Por seguridad no podrás aprovechar plenamente la potencia que te ofrece tu vehículo, con lo que si optas por un turismo con menos caballos vas a poder gozar de la carretera del mismo modo y reducir la prima que vas a pagar por el seguro de Vehículo.

Si el vehículo escogido es gasoil o bien gasolina asimismo influye en el costo. El gasto en comburente, mantenimiento y costo de adquirir un vehículo de un motor o bien otro puede ser determinante en el momento de que escojas entre uno o bien otro, mas asimismo influye de manera directa en el seguro. Generalmente asegurar un vehículo gasoil es algo más costoso que si es de gasolina, si bien depende de la empresa de seguros.

No te andes con estupideces y espera a tunear el vehículo unos años, puede subirte el coste todavía más.

Si eres buen o bien mal conductor se refleja en la prima que pagas, con lo que a lo largo del primer año prueba a tu empresa de seguros que no tienes siniestros y en la renovación te rebajarán la prima con bonificaciones.

Opta por seguros de Vehículo concretos para jóvenes. Ciertas compañías de seguros, como Generali y Mapfre, ofrecen a los jóvenes de entre dieciocho y treinta años la opción de contratar productos de “pago como conduzco“. Se trata de un seguro de Vehículo para jóvenes que ofrece abonar una prima dependiendo de la responsabilidad que muestres frente al volante. Te efectúan un presupuesto adaptado conforme la manera de conducir que tengas. La compañía de seguros instala en tu vehículo un dispositivo que controla diferentes variables de la conducción, como el paseo que recorres, la velocidad, el tiempo que lo utilizas y los incidentes que puedas tener. Si muestras un buen comportamiento te premiarán con bonificaciones y ajustarán el costo de la póliza a tus peculiaridades específicas. Estos productos pueden asistirte a ahorrar, mas cuidado, si no eres un conductor responsable puedes salir perdiendo.

En qué momento empleas el vehículo asimismo influye. Si no lo usas a lo largo del fin de semana y descansa en el garaje pueden hacerte descuentos.

Contrata seguros con franquicias. La manera más directa de liquidar tu prima es contratar con franquicia. Te vas a hacer cargo de una parte de los gastos si provocas un siniestro, mas si eres un buen conductor vas a poder conseguir un coste competitivo a fin de que la alta prima por ser joven no se note tanto.

Asimismo puedes acogerte a ofertas de las empresas de seguros en las que si contratas más de un seguro te hacen descuentos interesantes.

Unos conductores son más hábiles y otros más torpes, no obstante, las estadísticas mandan en lo que se refiere a los costes, de forma que en el momento en que te adquieras el primer vehículo, sea nuevo o bien de segunda mano, no te lances a un “superdeportivo” o bien a un enorme turismo si no deseas abonar demasiado en tu seguro de coche. Si para los primeros años optas por un vehículo común y pruebas que eres buen conductor no teniendo siniestros tu empresa aseguradora te concederá bonificaciones que abaratarán la póliza al unísono que vas logrando antigüedad. Tras unos años vas a poder asegurar un enorme vehículo a tu nombre sin que se te haga un enorme orificio en el bolsillo.

¿Seguro a Todo Peligro, a Terceros…?

Si eres joven y buscas un seguro de Turismo debes tomar en consideración que el género de seguro que escojas asimismo influirá en la cuantía de la prima. Vas a poder seleccionar entre todas y cada una de las modalidades: a Terceros, Terceros Ampliado, Todo Peligro o bien Todo Peligro con franquicia.

Para hacerlo vas a deber examinar qué necesidades tendrás con tu vehículo y amoldar a ellas las coberturas:

Si deseas que tu seguro te cubra todos y cada uno de los percances que puedan surgirte, el seguro a Todo Peligro puede ser una buena opción, si bien debes tomar en consideración que estas pólizas son siempre y en todo momento más caras debido a que contemplan considerablemente más coberturas. A su mayor costo debes sumarle que te ofrecerán un costo aun más alto debido a que eres joven.

Otra alternativa es contratar un seguro Todo Peligro con franquicia. Este género de seguro te es conveniente si tu turismo es nuevo o bien de mucho valor y deseas que tenga un costo más económico. No cubrirá de forma automática todos y cada uno de los daños que ocasiones con él, puesto que para los Daños Propios, entre otros muchos, vas a tener una franquicia.

Por otra parte, un seguro a Terceros es el más económico, con lo que incluso teniendo presente los sobrecostes por estimar un seguro de Vehículo para una persona joven conseguirás un buen costo, en la medida de lo posible. Si quieres incluir ruptura de lunas, incendio o bien hurto, entre otras muchas coberturas, puedes decantarse por un seguro a Terceros Ampliado.

¿Te resulta conveniente ser segundo conductor para abonar menos por el seguro?

Una práctica generalmente famosa es que cuando, por servirnos de un ejemplo, el hijo se saca el carnet de conducir y se adquiere un vehículo en el seguro que se contrata no aparece este como tomador, si bien realmente vaya a ser el único que utilice el vehículo. Ciertos conductores jóvenes contratan su seguro de Turismo como conductores eventuales a fin de que las compañías aseguradoras valoren la antigüedad del titular, un familiar por servirnos de un ejemplo, y sus años de carnet. No obstante, debes tener en consideración que si bien de entrada pueda parecer la opción mejor pues te ayuda a lograr un coste considerablemente más económico con el tiempo puede ser la peor.

Si desde el instante en que te sacas el carnet a los dieciocho años hasta el momento en que cumplas los veintiseis continúas como conductor eventual y no como tomador del seguro, cuando vayas a contratar uno poniéndote como titular empezarás desde 0. O sea, no vas a tener antigüedad. Al tiempo que si empiezas como tomador cuando cumplas dicha edad ya vas a tener ocho años de antigüedad y un mejor costo. Posiblemente el primer año te dé la sensación de que pagas “la inocentada”, mas con el tiempo te va a salir rentable, y si poquito a poco le pruebas a tu compañía aseguradora que no tienes siniestros te van a ir bajando el coste.

¿Qué sucede si no es tu turismo?

Más del ochenta por ciento  de los conductores de entre dieciocho y veinticinco años registrados en las pólizas no son dueños del vehículo que conducen frecuentemente, conforme el estudio de Fundación Mutua Madrileña. Si conducirás día tras día debes tener un seguro que te cubra, mas ¿qué ocurre si no es tu turismo y sencillamente conducirás dos días por semana el de tus progenitores? Con independencia de que sea tuyo o bien de algún familiar o bien amigo has de estar cubierto por el seguro del turismo que conducirás. Por este motivo, en un caso así lo mejor es que llames a la compañía de seguros y comuniques que serás el segundo conductor del vehículo. De esta forma vas a estar cubierto en frente de cualquier siniestro y vas a poder conducir apacible.

Consejos para hallar el mejor seguro de Turismo para jóvenes

Como hemos visto, y vas a poder revisar  mismo si llamas a varias compañías de seguros, los jóvenes os halláis con muchas barreras en el momento de contratar un seguro de Vehículo. Desde el principio, la busca es bien difícil, puesto que no todas y cada una de las compañías de seguros te van a abrir las puertas para asegurar tus peligros. Mas en el momento en que halles alguna que sí lo haga vas a ver como el coste es de vértigo equiparado con el que consiguen los que ya tienen más años tanto en su carnet de conducir (experiencia), como en el de identidad (más de veintiseis años). No obstante, en los costes altos es posible lograr reducirlo. Te damos unos consejos a fin de que consigas un seguro para coche asequible para jóvenes sin abandonar a coberturas precisas.

Los jóvenes de entre dieciocho y veinticinco años conducen automóviles bastante nuevos, en tanto que el cincuenta y cuatro por ciento  de estos turismos tiene menos de cinco años, conforme Mutua Madrileña. Si además de esto sumas a la edad el sexo, los hombres acostumbran a decantarse por los turismos sólidos, que son más costosos y potentes, al tiempo que las mujeres se decantan por los utilitarios. Teniendo presente este factor posiblemente una mujer de esa franja de edad consiga un mejor costo para su seguro de Vehículo, mas no se va a deber a su género, si no al coche escogido. El costo de la póliza de un vehículo depende del conductor, mas asimismo de cuál sea el vehículo. Puesto que un vehículo nuevo, con mucha equipación y potencia es más costoso de asegurar, para tus primeros años de carnet es conveniente decantarse por uno más “básico”. Debido a que no tienes experiencia no podrás optar a que te rebajen el costo por ser buen conductor, con lo que de los dos factores que influyen vas a deber “jugar” con el del vehículo.

Al adquirir el vehículo presta atención a la potencia que tiene. Que una persona joven conduzca un vehículo de mucha potencia aumenta el peligro de siniestro, conforme las estadísticas, con lo que puede ser un factor determinante a fin de que las compañías aseguradoras te rechacen o bien te ofrezcan costes prohibitivos. La carencia de experiencia hace que tus reflejos no estén al cien por ciento  y que en el caso de una eventualidad puedas no saber de qué forma actuar, tenlo en cuenta en el momento de adquirir un vehículo, sea nuevo o bien de segunda mano. Por seguridad no podrás aprovechar plenamente la potencia que te ofrece tu vehículo, con lo que si optas por un turismo con menos caballos vas a poder gozar de la carretera del mismo modo y reducir la prima que vas a pagar por el seguro de Vehículo.

Si el vehículo escogido es gasoil o bien gasolina asimismo influye en el costo. El gasto en comburente, mantenimiento y costo de adquirir un vehículo de un motor o bien otro puede ser determinante en el momento de que escojas entre uno o bien otro, mas asimismo influye de manera directa en el seguro. Generalmente asegurar un vehículo gasoil es algo más costoso que si es de gasolina, si bien depende de la empresa de seguros.

No te andes con estupideces y espera a tunear el vehículo unos años, puede subirte el coste todavía más.

Si eres buen o bien mal conductor se refleja en la prima que pagas, con lo que a lo largo del primer año prueba a tu empresa de seguros que no tienes siniestros y en la renovación te rebajarán la prima con bonificaciones.

Opta por seguros de Vehículo concretos para jóvenes. Ciertas compañías de seguros, como Generali y Mapfre, ofrecen a los jóvenes de entre dieciocho y treinta años la opción de contratar productos de “pago como conduzco“. Se trata de un seguro de Vehículo para jóvenes que ofrece abonar una prima dependiendo de la responsabilidad que muestres frente al volante. Te efectúan un presupuesto adaptado conforme la manera de conducir que tengas. La compañía de seguros instala en tu vehículo un dispositivo que controla diferentes variables de la conducción, como el paseo que recorres, la velocidad, el tiempo que lo utilizas y los incidentes que puedas tener. Si muestras un buen comportamiento te premiarán con bonificaciones y ajustarán el costo de la póliza a tus peculiaridades específicas. Estos productos pueden asistirte a ahorrar, mas cuidado, si no eres un conductor responsable puedes salir perdiendo.

En qué momento empleas el vehículo asimismo influye. Si no lo usas a lo largo del fin de semana y descansa en el garaje pueden hacerte descuentos.

Contrata seguros con franquicias. La manera más directa de liquidar tu prima es contratar con franquicia. Te vas a hacer cargo de una parte de los gastos si provocas un siniestro, mas si eres un buen conductor vas a poder conseguir un coste competitivo a fin de que la alta prima por ser joven no se note tanto.

Asimismo puedes acogerte a ofertas de las empresas de seguros en las que si contratas más de un seguro te hacen descuentos interesantes.

Deja tu respuesta